Spanish Arabic Dutch English French German Italian Japanese Russian

NOTICIAS

ENLACE reclama que las medidas para prevenir el COVID-19 en prisión respeten los derechos de las personas privadas de libertad

El doble confinamiento arbitrario, la suspensión de las comunicaciones o la limitación de entrada de organizaciones sociales no son medidas proporcionadas ni responden a recomendaciones sanitarias.

En Andalucía hay más de 13.000 personas en prisión, la mayoría provenientes de entornos de exclusión social, existiendo un alto porcentaje de personas con problemas de adicciones y de salud mental. Según la Constitución Española, estas personas presas mantienen todos sus derechos a excepción de aquellos expresamente limitados por “el contenido del fallo condenatorio, el sentido de la pena y la ley penitenciaria”. Es decir, que son ciudadanas y ciudadanos de pleno derecho, cuya dignidad y sus derechos son incuestionables. Tienen limitado su derecho a la libertad, pero no son andaluces y andaluzas de segunda. Por eso, las entidades que trabajamos en el ámbito penitenciario, como muchas de las entidades federadas en ENLACE, reclamamos que las medidas que se tomen para prevenir el COVID-19 en prisión sean proporcionadas y respetuosas de los derechos de las personas privadas de libertad.

Durante el pasado confinamiento general decretado por el estado de alarma, las personas presas vieron suspendidos sus permisos de salida y comunicaciones familiares. A las entidades sociales se nos prohibió el acceso a prisión, quedando paralizadas actividades básicas como las de tratamiento de adicciones, pese a lo cual continuamos realizando nuestra labor de acompañamiento y asesoramiento por carta, por teléfono y por medios creativos e innovadores, como el envío de vídeos, películas, libros y materiales de estudio. En aquel momento, ya solicitamos que las medidas de control de la enfermedad en el ámbito penitenciario debían seguir las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y del Consejo de Europa, que abogaban por la excarcelación de las personas en situación vulnerable, la mejora de la atención sanitaria y el mantenimiento de las actividades de reinserción.

En estos momentos, pese a la finalización del estado de alarma, los centros penitenciarios están imponiendo con carácter discrecional una serie de medidas que no parecen proporcionadas ni necesarias. En concreto, en muchas prisiones siguen suspendiendo las comunicaciones y, además, se exige una cuarentena de 10 días a las personas que vuelven de permiso. En estos 10 días se ven aisladas en un módulo independiente y no pueden mantener comunicaciones íntimas ni familiares. Sin embargo, durante esos días mantienen contacto con el personal penitenciario, que entra y sale de prisión a diario, y además pueden compartir celda con personas internas que acaban de regresar del exterior, por lo que no se entiende el sentido preventivo de la medida. Este doble confinamiento no parece ser una solución efectiva ni fundamentada en la evidencia científica. La realización de un test PCR a la vuelta del permiso parece ser la medida más adecuada y respetuosa con los derechos de las personas presas.

Por todo ello, y desde una perspectiva de respeto a los derechos constitucionalmente reconocidos, las entidades que formamos ENLACE valoramos negativamente estas restricciones y reivindicamos una mejora general de la atención sanitaria en prisión, que debe partir de la asunción por parte de la Junta de Andalucía de las competencias en sanidad penitenciaria.

Queremos transmitir a la sociedad que la desigualdad y la exclusión social son factores que impactan enormemente sobre la salud pública, y que solo es posible superar situaciones como las de esta pandemia mediante mayor justicia social e inversión en políticas públicas de sanidad, educación y cuidados, no mediante medidas punitivas.

26 de junio 2020 Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas

Las entidades andaluzas de adicciones demandamos más prevención y una política de drogas más respetuosa con los derechos humanos

Con motivo del 26 de junio, Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, la Federación Andaluza ENLACE y sus 90 entidades federadas queremos sensibilizar a la ciudadanía acerca de un consumo responsable de drogas, juego, internet, etc., así como de la necesidad de plantear alternativas a la actual política de drogas, para apostar más por la prevención y la reducción de daños que por la criminalización.  

Desde la Red de Adicciones que formamos ENLACE, con más de 30 años de experiencia, consideramos que es necesario apostar más por programas de prevención selectiva de drogodependencias y otras conductas adictivas sin sustancia, ya que la intervención en edades tempranas con los colectivos más vulnerables ofrece mejores resultados a la hora de prevenir consumos problemáticos de drogas y otras adicciones (juegos online y presenciales, nuevas tecnologías, etc.). Entre otras medidas, demandamos mayor inversión y continuidad en los programas de prevención y reducción de daños, más coordinación y trabajo integral de los recursos o una regulación más estricta para el acceso y la publicidad de las sustancias y espacios de juego (online y presenciales).

Además, todas las medidas y programas de prevención y reducción de daños que se pongan en marcha deben contemplar la perspectiva de género para ser realmente eficaces, ya que los roles y mandatos de género juegan un papel importante en los inicios al consumo, en los modos y frecuencias, en la percepción social de los consumos abusivos, etc.

Asimismo, abogamos por una política de drogas menos criminalizadora con las personas consumidoras, ya que la actual ha mostrado ser ineficiente a la hora de reducir los problemas de adicciones y los relacionados directa o indirectamente con ellos (enfermedades, muertes, encarcelaciones, marginación, etc.).

Además de los delitos contemplados en el Código Penal, que provocan que casi un 60% de las personas presas se encuentren en prisión por delitos menores relacionados con su adicción a las drogas, la actual Ley de Seguridad Ciudadana, popularmente conocida como Ley Mordaza, establece que las personas consumidoras pueden recibir sanciones administrativas por consumo y tenencia en vía pública a partir de 601 €; y, en el caso de mayores de 18 años, sin posibilidad de suspensión cuando la persona se somete a tratamiento de deshabituación. Ya es hora de probar otras alternativas, como están haciendo en Uruguay, Canadá o Estados Unidos con el cannabis, para aumentar la regulación y el control y evitar que el mercado esté en manos del narcotráfico. En estos países, lejos de producirse un aumento de los consumos problemáticos, se está reduciendo el índice de criminalidad y se están obteniendo resultados positivos a nivel sanitario, social y económico.

Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas

Con motivo del próximo 26 de junio, Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, las entidades que formamos #ENLACE lanzamos hoy esta campaña para sensibilizar acerca de un #ConsumoResponsable de drogas, juego, redes sociales, etc. y demandar más programas de prevención y reducción de daños basados en la evidencia científica, así como una política de drogas más respetuosa con los derechos humanos. #ConsumoResponsable #GánaleLaPartida #SupportDontPunish #RedAdicciones #26Junio.

https://youtu.be/kcvQgTk0EbA

Programa marco voluntario


Seguimos trabajando en red, el miércoles 17 de junio nos reunimos la online todas las entidades de Enlace que participamos en el programa Marco de Voluntariado del Irpf para tratar la Campaña del 26 de junio que es el Día Internacional de la Lucha contra el Trato Ilícito de Drogas


CAMPAÑA OMS 31 DE MAYO "DIA MUNDIAL SIN TABACO"


OMS. Día Mundial Sin Tabaco.  31 de mayo de 2020

“Proteger a jóvenes de la manipulación de la industria y prevenir su consumo de tabaco y nicotina”

# TobaccoExposed


Durante décadas, la industria del tabaco ha empleado deliberadamente tácticas estratégicas, agresivas y con buenos recursos para atraer a las y los jóvenes los productos de tabaco y nicotina. Los documentos internos de la industria revelan una investigación en profundidad y enfoques calculados diseñados para atraer a una nueva generación de consumidores de tabaco, desde el diseño de productos, hasta campañas de marketing destinadas a reemplazar a los millones de personas que mueren cada año por enfermedades atribuibles al tabaco con nuevas personas consumidoras: jóvenes. En respuesta a las tácticas sistemáticas, agresivas y sostenidas de las industrias tabacaleras para atraer a una nueva generación consumidora de tabaco “La OMS llama a toda la juventud a unirse a la lucha para convertirse en una generación libre de tabaco”

Campaña de contramarketing: capacitar a la juventud para que participen en la lucha contra las industrias tabacaleras

# TobaccoExposed

¿Cómo están manipulando a la juventud el tabaco y las industrias relacionadas?

- El uso de sabores que son atractivos para jóvenes en los productos de tabaco y nicotina, como la cereza, el chicle y el algodón de azúcar.
- Diseños elegantes y productos atractivos, con forma de memoria USB o dulces.
- Promoción de productos como alternativas de "daño reducido" o "más limpio" que los cigarrillos convencionales.
- Patrocinios de celebridades, personas influyentes en instagram y concursos patrocinados por marcas.
- Comercialización en el punto de venta frecuentados por adolescentes y jóvenes, así como cerca de centros educativos.
- Comercialización indirecta de productos de tabaco en películas, programas de televisión y on line.
- Máquinas de tabaco en lugares frecuentados por jóvenes. - Litigios para debilitar todo tipo de regulaciones de control.

¿Son peligrosos los cigarrillos electrónicos y otros productos de vapeo?

Las emisiones de cigarrillos electrónicos generalmente contienen nicotina y otras sustancias tóxicas que son perjudiciales tanto para quienes lo utilizan como para quienes tienen exposición a los aerosoles de segunda mano. Se ha encontrado que algunos productos que dicen estar libres de nicotina contienen nicotina. La evidencia revela que estos productos son perjudiciales para la salud, no son seguros y duplican las posibilidades de comenzar a fumar cigarrillos de tabaco convencionales más adelante en la vida.

Son particularmente peligrosos cuando los usan menores y jóvenes. La nicotina es altamente adictiva y los cerebros se desarrollan hasta más de los veinte años, por lo que la exposición a la nicotina puede tener efectos nocivos duraderos en el desarrollo del cerebro. Además, existe el riesgo de que los dispositivos tengan fugas, se traguen el líquido y de que causen lesiones graves, incluidas quemaduras, incendios y explosiones.

Para más información ver  https://www.cdc.gov/tobacco/basic_information/ecigarettes/spanish/en fermedad-pulmonar-grave/index.html

El consumo de tabaco y pipa de agua aumenta el riesgo de padecer COVID-19



El ingrediente principal utilizado en la pipa de agua es el tabaco, y su uso tiene efectos nocivos agudos y a largo plazo en los sistemas respiratorio y cardiovascular.

La naturaleza grupal de fumar pipa de agua significa que una sola boquilla y manguera a menudo se comparten entre los usuarios, especialmente en entornos sociales. Además, el aparato de pipa de agua (incluida la manguera y la cámara) en sí mismo puede proporcionar un entorno que promueve la supervivencia de los microorganismos fuera del cuerpo. La mayoría de los cafés tienden a no limpiar el equipo de la tubería de agua, incluida la jarra de agua, después de cada sesión de fumar porque el lavado y la limpieza de las piezas de la tubería de agua requieren mucho trabajo.

Estos factores aumentan el potencial de transmisión de enfermedades infecciosas entre las personas usuarias.

De acuerdo con esto, la evidencia ha demostrado que el uso de pipas de agua está asociado con un mayor riesgo de transmisión de agentes infecciosos.

Las reuniones sociales también brindan amplias oportunidades para el virus que causa la propagación de COVID-19. Dado que fumar pipa de agua es típicamente una actividad que se lleva a cabo dentro de grupos en entornos públicos, y el uso de pipa de agua aumenta el riesgo de transmisión de enfermedades, también podría alentar la transmisión de COVID-19 en reuniones sociales. Cuando el uso de pipas de agua se lleva a cabo en áreas interiores, como ocurre en muchos lugares, el riesgo podría ser mayor.

Fuentes: http://www.emro.who.int/tfi/know-the-truth/tobacco-and-waterpipeusers-are-at-increased-risk-of-covid-19-infection.html https://www.who.int/news-room/campaigns/world-no-tobacco-day/world-notobacco-day-2020

 

Declaración de la OMS: consumo de tabaco y COVID-19

Mayo de 2020

El tabaco mata a más de 8 millones de personas en todo el mundo cada año. Más de 7 millones de estas muertes son por consumo directo de tabaco y alrededor de 1,2 millones se deben a que las no fumadoras están expuestas al humo de segunda mano.

Fumar tabaco es un factor de riesgo conocido para muchas infecciones respiratorias y aumenta la gravedad de las enfermedades respiratorias. Una revisión de los estudios realizados por expertos en salud pública convocados por la OMS el 29 de abril de 2020 encontró que quienes fuman tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave con COVID-19.

COVID-19 es una enfermedad infecciosa que ataca principalmente los pulmones. Fumar afecta la función pulmonar, lo que dificulta que el cuerpo combata los coronavirus y otras enfermedades. El tabaco también es un factor de riesgo importante para enfermedades no transmisibles como enfermedades cardiovasculares, cáncer, enfermedades respiratorias y diabetes, que ponen a las personas con estas condiciones en mayor riesgo de desarrollar enfermedades graves cuando se ven afectadas por COVID-19. La investigación disponible sugiere que  las personas fumadoras tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedades graves y la muerte.

La OMS está evaluando constantemente nuevas investigaciones, incluida la investigación que examina el vínculo entre el consumo de tabaco, el uso de nicotina y COVID-19. La OMS insta a investigadores, científicos y medios de comunicación a que tengan cautela al amplificar las afirmaciones no comprobadas de que el tabaco o la nicotina podrían reducir el riesgo de COVID-19. Actualmente no hay información suficiente para confirmar cualquier vínculo entre el tabaco o la nicotina en la prevención o el tratamiento de COVID-19.

Las terapias de reemplazo de nicotina, como las encías y los parches, están diseñadas para ayudar a a dejar el tabaco. La OMS recomienda que  las personas fumadoras tomen medidas inmediatas para dejar de fumar mediante el uso de métodos probados, como líneas gratuitas para dejar de fumar, programas móviles de mensajes de texto y terapias de reemplazo de nicotina.

A los 20 minutos de dejar de fumar, la frecuencia cardíaca elevada y la presión arterial disminuyen. Después de 12 horas, el nivel de monóxido de carbono en el torrente sanguíneo cae a la normalidad. Dentro de 2-12 semanas, la circulación mejora y aumenta la función pulmonar. Después de 1-9 meses, la tos y la falta de aire disminuyen.

La OMS subraya la importancia de una investigación sistemática, de alta calidad y aprobada éticamente que contribuya a avanzar en la salud individual y pública, y enfatiza que la promoción de intervenciones no probadas podría tener un efecto negativo en la salud. Para más información https://www.who.int/emergencies/diseases/novelcoronavirus-2019