Spanish Arabic Dutch English French German Italian Japanese Russian

NOTICIAS

Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas

26 de junio 2019

Las entidades andaluzas de drogodependencias señalan los 10 retos más importantes en materia de adicciones

Con motivo del 26 de junio, Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, la Federación Andaluza ENLACE y sus 92 entidades, entre las que se encuentra ACAT, han puesto en marcha la Campaña #RetosAdicciones, para sensibilizar acerca de los 10 retos que consideran más importantes y urgentes para el sector.

A lo largo del mes de junio, ENLACE y sus entidades han ido publicando en redes sociales bajo el hashtag #RetosAdicciones todos los vídeos de apoyo que han recibido para sumarse a los siguientes retos:

 

#AdiccionesPrevención

Más programas de prevención de drogodependencias y otras conductas adictivas sin sustancia.

¿Por qué? Porque está demostrado que la intervención en edades tempranas con los colectivos más vulnerables ofrece mejores resultados a la hora de prevenir consumos problemáticos de drogas y otras adicciones (juegos online y presenciales, nuevas tecnologías, etc.).

Pedimos: Mayor inversión y continuidad en los programas de prevención, más coordinación y trabajo integral de los recursos, mayor regulación del acceso y publicidad de las sustancias y espacios de juego (online y presenciales).

 

#AdiccionesJuego

Regulación más restrictiva del juego y las casas de apuestas.

¿Por qué? En los últimos años está creciendo la adicción al juego on-line y a las apuestas, sobre todo entre los/as más jóvenes. Las apuestas deportivas en directo han crecido un 13,13% a lo largo del 2018, el bingo lo ha hecho en un 12,03% y el casino online en un 32,59%. Muchos/as jóvenes y sus familias están sufriendo las consecuencias de esta adicción: deudas, hurtos y delitos menores para conseguir dinero, abandono de los estudios, etc.

Pedimos: Una regulación más restrictiva respecto a las actividades de emisión de publicidad sobre juegos y apuestas online y mayor control en la concesión de licencias a locales de esta naturaleza.

 

#AdiccionesSaludMental

Recursos específicos para atender a las personas con problemas de adicciones y salud mental (patología dual).

¿Por qué? Actualmente solo existen estancias breves en Unidades de Hospitalización psiquiátrica para estabilizar a las personas con patología dual, y cuando estas reciben el alta, no cuentan con recursos específicos de continuidad. Muchas de ellas terminan viviendo en la calle, perdiendo lazos familiares y sociales por la dificultad de abordar su problemática.

Pedimos: Que las personas con patología dual puedan recibir un tratamiento psico-social y educativo en centros de día que favorezca su estabilidad y el mantenimiento de lazos familiares y sociales.

 

 

#AdiccionesPrisión

Atención sanitaria digna para las personas presas.

¿Por qué? El 40% de las personas presas tienen problemas de enfermedad mental, la tasa de tuberculosis es 11 veces mayor dentro que fuera de las prisiones y más del 20% de las personas enfermas de Hepatitis C no reciben tratamiento. Actualmente, la asistencia sanitaria en las prisiones depende de Instituciones Penitenciarias y no se está garantizando el derecho a la salud en igualdad de condiciones que al resto de la población.

Pedimos: La transferencia de la sanidad penitenciaria a las Comunidades Autónomas, en nuestro caso al SAS, tal y como está previsto en la Ley 16/2003 de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud, aumentando el número de profesionales, el acceso a tratamientos específicos (incluyendo drogodependencias y salud mental), etc.

 

#AdiccionesMujeres

Mejorar la atención a las mujeres con problemas de adicciones, ofreciendo una atención integral en situaciones de violencia de género.

¿Por qué? Las mujeres acuden menos a los recursos de la red de adicciones y, cuando lo hacen, la atención que reciben no está adaptada a sus necesidades, lo que hace que su permanencia en los mismos sea menor. Además, a esto se añade el alto porcentaje de estas mujeres que han sufrido violencia de género (superior al 80%), que no encuentran una atención rápida e integral a sus problemas por la falta de coordinación de los recursos.

Pedimos: Que los recursos y programas de adicciones se adapten a las necesidades de las mujeres, incorporando la perspectiva de género en su diseño y desarrollo y poniendo en marcha programas específicos para aquellas que son víctimas de violencia de género.

 

#AdiccionesCriminalización

No criminalizar a las personas consumidoras de drogas.

¿Por qué? Las personas consumidoras pueden recibir sanciones administrativas por consumo y tenencia en vía pública a partir de 601 € por la nueva Ley de Seguridad Ciudadana. Además, casi un 60% de las personas presas se encuentran en la cárcel por delitos menores relacionados con su adicción a las drogas.

Pedimos: Más inversión en prevención y reducción de daños y menos en persecución de las personas consumidoras; posibilidad de suspender las sanciones administrativas cuando la persona se someta a tratamiento de deshabituación; mayor aplicación de medidas alternativas a la prisión para personas drogodependientes; una apuesta decidida por la justicia restaurativa para resolver conflictos.

 

#AdiccionesDesintoxicación

Servicio permanente de Unidades de Desintoxicación Hospitalaria.

¿Por qué? A lo largo de los años ha ido disminuyendo el número de camas hospitalarias ofertadas para aquellas personas más vulnerables y deterioradas por su adicción a las drogas. Actualmente existen solo tres UDH en Andalucía (San Lázaro en Sevilla, Virgen de las Nieves en Granada y Punta de Europa en Algeciras) y funcionan intermitentemente, bien por vacaciones del personal o por la utilización de las camas para otras situaciones de urgencia.

Pedimos: La estabilidad de los servicios de UDH, en línea con el resto de recursos de atención a las adicciones en Andalucía.

 

#AdiccionesEmpresasInserción

Más apoyo a las empresas de inserción y cláusulas sociales en la contratación pública.

¿Por qué? Si el desempleo sigue alcanzando altas cuotas entre la población normalizada, para las personas en situación de exclusión y con problemas de adicciones el porcentaje se incrementa aún más. La estigmatización, unida a la falta de hábitos laborales por los largos años de adicción, hace imprescindible que se trabaje con las personas a través de programas ocupacionales y recursos de tránsito al mercado laboral normalizado (empresas de inserción, centros de día).

Pedimos: Apoyar la creación y el mantenimiento de empresas de inserción o recursos similares, por el trabajo integral que desarrollan con colectivos en exclusión y la preparación efectiva que realizan para el mercado laboral normalizado (adquisición de hábitos laborales, competencias relacionales, adherencia al tratamiento, prevención de recaídas, etc.). También pedimos cláusulas sociales para la contratación pública que beneficien a las empresas de inserción.

 

#AdiccionesEmpleo

Más programas ocupacionales y de inserción sociolaboral.

¿Por qué? Actualmente existen en Andalucía dos programas de carácter formativo-ocupacional para personas drogodependientes, Red de Artesanos y Arquímedes, en los que el Centro de Tratamiento Ambulatorio o entidad de referencia debe realizar un seguimiento.

Pedimos: Mayor presupuesto y continuidad para este tipo de programas, que requieren de una inversión en la parte socioeducativa, reduciendo la lista de espera, y con ello, el tiempo de tramitación de estas ayudas.

 

#AdiccionesRegulación

Control y regulación del cannabis para que no esté en manos del narcotráfico.

¿Por qué? La actual política de drogas ha venido demostrando durante décadas su ineficacia en la reducción de la oferta y la demanda de sustancias y, por eso, cada vez más países (Uruguay, Canadá, Estados Unidos) están poniendo en marcha fórmulas diferentes de regulación del cannabis, reduciendo el índice de criminalidad y obteniendo resultados positivos a nivel sanitario, social y económico.

Pedimos: Un proceso participativo de indagación social sobre la pertinencia de regular el cannabis, la mejor modalidad para hacerlo y las ventajas e inconvenientes de las diferentes regulaciones posibles. En este proceso es importante tener en cuenta la voz de las entidades de adicciones, las personas consumidoras, juristas, economistas y otras personas expertas en la materia.

 

La Asociación Ciudadana de Ayuda al Toxicómano (ACAT)

 

A.C.A.T. surge en 1986 con el objetivo de abordar las toxicomanías ante una situación de alta incidencia en la población, sobre todo la joven y la carencia de recursos de tratamientos tanto públicos como privados.

Sector de intervención:

  1. a) Drogodependientes, exdrogodependientes, reclusos, exreclusos, y colectivos con graves dificultades de integración socio-laboral.
  2. b) Familiares de drogodependientes, de exdrogodependientes, de reclusos y exreclusos que presenten dificultades para incorporarse al mundo laboral.
  3. c) Jóvenes (hombres y mujeres) con edades comprendidas entre los 16 y 20 años que hayan abandonado los estudios y/o sin formación reglada mínima que se encuentren en situación de riesgo de exclusión socio laboral presentando dificultades para el acceso al mercado laboral.

 

Programas desarrollados:

Prevención:            

* Trabajar en la prevención de las drogodependencias y VIH-Sida. Detectar y prevenir situaciones de alto riesgo en niños, jóvenes y familias para evitar la exclusión social y las adicciones.

Atención y apoyo al tratamiento:

* Prestar atención integral a las personas con problemas de drogodependencias y a sus familiares en todos los ámbitos (jurídico, laboral formativo, psicosocial,…) de cara a facilitar los procesos de prevención, deshabituación, rehabilitación e incorporación social de las mismas, así como la dispensación y tutela de tratamiento.

* Trabajar con personas drogodependientes y/o afectadas con el VIH-Sida.

Incorporación:

* Facilitar los procesos de incorporación social y laboral de las personas afectadas por  las drogodependencias y otras adicciones.

 

 

Sobre ENLACE

ENLACE es la Federación de Adicciones más representativa de Andalucía. ENLACE y sus 92 entidades federadas atendieron a más de 92.000 personas en 2018 en programas de prevención e intervención social:

 

PROGRAMAS DESARROLLADOS POR ENLACE Y SUS ENTIDADES EN 2018

PERSONAS BENEFICIARIAS

TOTAL

 

Hombres

Mujeres

 

 

Prevención de adicciones

6.647

6.779

13.426

 

Atención/Incorporación

7.519

3.381

10.900

 

Reducción de daños

24.622

25.439

50.061

 

Incorporación Sociolaboral

3.302

3.078

6.380

 

Intervención con familiares

1.785

2.256

4.041

 

Atención y prevención VIH

2.461

1.237

3.698

 

Garantía Alimentaria

2.098

1.669

3.767

 

           

 

Para más información:

Luisa Márquez (609545687)

www.f-enlace.org

campaña de sensibilización y adquisición de valores positivos a la que llamamos DA LA CARA, con la colaboración del Ayuntamiento de La Rinconada, CEIP Pepe González y Obra Social la Caixa

Desde la asociación ACAT estamos ultimando una campaña de sensibilización y adquisición de valores positivos a la que llamamos DA LA CARA, con la colaboración del Ayuntamiento de La Rinconada, CEIP Pepe González y Obra Social la Caixa,  cuyo fin es concienciar a la población en general, adolescentes y menores en particular, sobre algunas conductas negativas que solemos ejercer sobre otras personas casi a diario, así como sobre la necesidad de responsabilizarse para detener dichas situaciones.


Poner el foco en las acciones positivas que todos/as y cada uno/a de nosotros/as podemos realizar diariamente para mejorar nuestra convivencia es uno de los objetivos de esta campaña que constará de 4 cortos  ideados y protagonizados por jóvenes entre 8 y 18 años , que tras varias semanas de trabajo destacaron la AMISTAD, el RESPETO, la TOLERANCIA y la IGUALDAD como los valores más importantes y que por tanto, serán los ejes principales de 4 cortos diferentes pero con un final común en el que alguien DA LA CARA ante una situación de injusticia social.

Os dejamos  un avance de esta campaña con el trailer del primero de los cortos LA AMISTAD

Clausura del programa 1 millón de pasos que Liberación




Desde el área de prevención participamos en la clausura del programa 1 millón de pasos que Liberación (federación provincial) organizó en el Parque de Maria Luisa. Un día que aprovechamos también para disfrutar del entorno y conocer el museo de artes y costumbres populares. Hizo mucha calor, pero pasamos una jornada muy divertidaaaaaaaa!!!!! 

FERIA DEL LIBRO organizada desde al Área de Cultura




Qué interesante estuvo la FERIA DEL LIBRO organizada desde al Área de Cultura que aprovechamos para visitar-participar con nuestro menores y nuestro grupo de mujeres, quienes tuvieron stand propio en el que vendieron libretas pintadas a mano súper bonitas.

Visita de un grupo de Erasmus con jóvenes de varias nacionalidades


El pasado mes de abril recibimos la visita de un grupo de Erasmus con jóvenes de varias nacionalidades, impulsado desde el Área de juventud de la Rinconada al que le informamos de nuestra trayectoria y nuestro trabajo en materia de adicciones. Fue una mañana intensa y emocionante, en la que el grupo se fue con muy sabor de boca de nuestra asociación ACAT. Thank you!!!! 😉 

ACAT RECIBE DONACION DE ALIMENTOS


Por 2º año consecutivo, ACAT recibe donación de alimentos de clubs de Hapkido. El pasado domingo 30 de marzo, distintos club de Hapkido de Sevilla donaron un total de 322 kilos de alimentos que ACAT distribuirá entre las familias más desfavorecidas que atendemos.

ENLACE y UNAD denuncian el maltrato a las mujeres con problemas de adicciones

Con motivo del 8M, la Red de Atención a las Adicciones UNAD, a la cual pertenece ENLACE, llama la atención acerca de la situación de las mujeres consumidoras de drogas, que sufren múltiples violencias de género (en la pareja, sexual, institucional y social) que pasan desapercibidas para la sociedad.

Para la Red UNAD es fundamental el trabajo que viene realizando con mujeres, ya que ellas viven una realidad marcada por la discriminación y el maltrato, pero aún queda mucho por hacer, ya que los programas y recursos siguen estando fundamentalmente diseñados y dirigidos a los hombres. Muchos de los problemas de adicciones de las mujeres permanecen invisibilizados a causa de la penalización social que sufren y solo 1 de cada 4 se acerca a la red para pedir ayuda.

A pesar de haberse producido algunos avances en estos años, es especialmente sangrante la desprotección de las mujeres con problemas de adicciones que son víctimas de violencia de género y violencia sexual. Cuando recurren a la red de atención a la drogodependencias no reciben la atención adecuada, ya que, salvo excepciones, los recursos no están diseñados para abordar esta realidad. Y en el caso de acudir a recursos dirigidos a víctimas de violencia de género en la pareja, tampoco hallan respuesta, ya que dichos recursos no contemplan la atención a las adicciones.

Desde UNAD también denunciamos la alta tolerancia social respecto a los abusos y agresiones que las mujeres sufren cuando se encuentran bajo los efectos del alcohol y otras sustancias. El consumo de drogas suele ser motivo de culpabilización y criminalización de la mujer y un atenuante para los hombres que cometen delitos sexuales.
 
 Sobre Unad

UNAD es la mayor ONG de Europa dedicada a la atención de las personas con problemas de adicciones y está integrada por más de 216 entidades repartidas por todo el Estado. Esta red desarrolla anualmente más de 2.000 programas, de los que se benefician alrededor de 1.200.000 personas

Manifiesto día mundial de respuesta frente al VIH 2018.

EL FINAL DEL VIH ES UNA CUESTIÓN DE ESTIGMA:
CERO DISCRIMINACIÓN, PREP YA.

Han transcurrido 37 años desde que se notificaron los primeros casos de un nuevo y letal síndrome denominado síndrome de inmunodeficiencia adquirida. En tan solo 3 años, en 1984, se identificó que el agente causal del sida era un virus, el virus de inmunodeficiencia humana. Desde entonces los avances científicos en el diagnóstico y tratamiento de la infección por VIH han marcado un hito en la historia de la medicina, que si bien, no ha conseguido de momento encontrar la curación, sí que ha permitido que las personas con VIH en tratamiento tengan una calidad y esperanza de vida similar al resto de la población.

Sin embargo, los prejuicios que se instauraron en los primeros años de la epidemia siguen presentes en nuestra sociedad. La discriminación y la ignorancia persisten y el estigma hace que muchas personas con VIHsigan viviendo surealidaddesde la soledad y la ocultación. La discriminación no es un ente abstracto. Es una realidad concreta que sigue afectando a día de hoy a las vidas de ciudadanos y ciudadanas de este país, que limita el ejercicio de sus derechos y el acceso a servicios y prestaciones. Todavía existen en el mundo cerca de sesenta países con restricciones de entrada para las personas con VIH;pese a la nueva legislación que lo prohíbe seguimos siendo testigos de  la denegación en la contratación de seguros de vida lo que impide el acceso a una hipoteca; las personas con VIH siguen sin poder acceder a las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado; la catalogación del VIH como enfermedad infecto contagiosa sigue teniendo efectos perversos y nos seguimos enfrentado a situaciones de denegación de acceso a prestaciones como residencias para mayores. Además, el miedo a la discriminación sigue siendo una barrera importante a la hora de implementar medidas preventivas y en el diagnóstico temprano del VIH.

No obstante, este año tenemos motivos para el optimismo. Hace tan solo tres días que en un acto público en el Ministerio de Sanidad se presentó El Pacto Social por la No Discriminación y la Igualdad de Trato Asociada al VIH. Este es un documento ambicioso y consensuado entre la sociedad civil y las administraciones públicas. En él se contemplan medidas concretas para revertir estas situaciones que llevamos soportando desde hace demasiados años. Pero para que este Pacto  Social sea realmente efectivo necesitamos cómplices; por eso desde aquí hacemos un llamamiento a todos los ministerios, a las CCAA,  a los ayuntamientos, a las sociedades científicas, a los colegios profesionales, a los medios de comunicación, universidades, sindicatos y en general a todas las instituciones públicas y privadas para que firmen este documento y que entre todos y todas nos pongamos a trabajar en el diseño de medidas normativas, formativas y  de toda índole para poner fin a las situaciones de discriminación institucional y social. Es una cuestión de dignidad, de derechos humanos, de calidad democrática. Para acabar con esta pandemia debemos acabar con el estigma, se lo debemos a nuestros amigos y familiares que no llegaron a tiempo a los tratamientos, a las casi sesenta mil personas que han fallecido de Sida en nuestro país, pero sobre todo se lo debemos a las nuevas generaciones para que puedan vivir en un país más justo, más solidario, más humano.

La ciencia ha avanzado mucho en el conocimiento y tratamiento de la infección por VIH, sin embargo, no le sirve de nada a una persona sin diagnosticar. En España más del 45% de los nuevos diagnósticos de VIH son tardíos. Esto quiere decir que entre el momento de la infección y el del diagnóstico han podido pasar años. Un porcentaje importante de estas personas son diagnosticadas en urgencias cuando ya han desarrollado un evento sida. El diagnóstico tardío pone en riesgo la vida de las personas y es el responsable mayoritario de que el VIH siga expandiéndose. La evidencia científica ha demostrado ya hace tiempo que una persona con VIH en tratamiento a la que no se le detecta el virus en sangre no trasmite la enfermedad en relaciones sexuales sin protección; que indetectable es igual a intransmisible. Por ello detectar lo más rápido posible la infección no sólo evitaría la mayor parte de las casi quinientas muertes anuales por sidaque se siguen produciendo en nuestro país, sino que se nos presenta como una de las más eficaces medidas preventivas para reducir el número de nuevas infecciones.

Necesitamos medidas valientes y efectivas para promocionar la prueba en todos los ámbitos del circuito asistencial. Seguimos siendo testigos de oportunidades perdidas de diagnóstico en la atención primaria y especializada. Tenemos que llegar a todas las personas que no acuden a estos servicios, normalizar la prueba. Diagnosticar y tratar es una herramienta eficaz que ya está empezando a dar resultados a nivel global y en algunas ciudades de España.

Porque es en la prevención donde de nuevo seguimos fallando. Llevamos casi una década con más de 4000 nuevos diagnósticos al año en España y no somos capaces de reducir esta cifra y, aunque el VIH nos puede afectar a todos, nodeja de ensañarse en las poblaciones más vulnerables. Desde principios de este siglo la vía de trasmisión del VIH ha sido mayoritariamente sexual, afectando principalmente a hombres gays, bisexuales y otros hombres que tienen sexo con hombres, a la población migrante y a las mujeres. Especial relevancia tiene el impacto del VIH en las mujeres transexuales donde los escasos estudios disponibles hablan de una prevalencia superior al 15%, en las personas privadas de libertad con una prevalencia superior al 5% y en las personas en riesgo de exclusión social.

Necesitamos replantearnos el modelo de atención a la salud sexual dentro de nuestro sistema sanitario, adaptando los recursos a las necesidades actuales, creando servicios accesibles pensados para las necesidades de las personas y de la salud pública.

Hoy en día disponemos de nuevas herramientas. Además del diagnóstico y tratamiento temprano hace ya años que una nueva estrategia biomédica ha demostrado una alta eficacia en la prevención de nuevas infecciones.La PrEP ha demostrado claramente su eficacia para evitar la transmisión del VIH, la Comisión Europea autorizó su comercialización en Europa en agosto de 2016.  Sin embargo, esta estrategia preventiva sigue sin estar disponible en España. No es admisible esperar más tiempo cuando tenemos una herramienta eficaz aprobada para evitar que en España se infecten por VIH 10 personas al día.

 Sin embargo, en este punto, este año también queremos ser optimistas. Recientemente el ministerio de sanidad ha hecho pública su intención de desbloquear la situación de parálisis en que se encontraba la PrEP e iniciar los trámites necesarios para su inclusión en la cartera básica de servicios; además el pasado 13 de noviembre todos los grupos políticos del Congreso apoyaron una proposición no de ley para instar al gobierno de España a avanzar en este objetivo. Sin embargo, somos conscientes de que medidas como ésta necesitan el consenso de las Comunidades Autónomas, por eso, desde aquí, hacemos un llamamiento a todos los responsables de la Salud Pública para que se sumen a la iniciativa del Gobierno de España, de forma que el acceso a la PrEP sea una realidad en todo el territorio del Estado de forma equitativa lo antes posible. La PrEP tiene que ser pensada como un catalizador para articular un nuevo abordaje de la salud sexual en nuestro país capaz de dar respuesta a las nuevas necesidades a las que nos enfrentamos.

Existen otros muchos retos que abordar; los problemas de salud relacionados con el envejecimiento de las personas con VIH, la atención sanitaria en el medio penitenciario, la atención social a las personas con VIH en exclusión social, la salud mental, la asistencia sanitaria a personas inmigrantes en situación irregular, la contribución de España a la respuesta global al VIH, la creación de la especialidad de enfermedades infecciosas y un largo etcétera.

 En los últimos meses hemos visto gestos que nos hacen pensar que vamos por el buen camino. La recuperación de la universalidad del derecho a la salud ha sido sin duda uno de ellos. Sin embargo, cada vez somos más conscientes de que cambiar leyes no es suficiente y de que queda un largo camino para recuperar ese derecho arrebatado. Por ello instamos al gobierno y a las administraciones autonómicas a que tomen las medidas oportunas para que todas las personas que residen en España tengan un acceso efectivo a los cuidados y tratamientos que necesiten.
 
Han pasado treinta y sieteaños en los cuales se ha recorrido un largo camino de indudables avances en la respuesta frente a la infección por VIH. Treinta y siete años llenos de luces y sombras que han costado la vida a treinta y cinco millones de personas en el mundo y que han puesto en evidencia las desigualdades ligadas al género, la orientación sexual y la pobreza. Queremos ser testigos del final de esta epidemia, creemos que es posible. Pero estamos convencidos de que para terminar con el VIH necesitamos terminar con la discriminación. Que el final del VIH es una cuestión de estigma. Tenemos los medios. Por ello hoy reclamamos: CERO DISCRIMINACIÓN, PREP YA.